EREIGNIS - Heidegger et la phénoménologie

Les textes fondamentaux...

Página inicial > Palavras-chave > Glossaire > Eigentlichkeit / authenticité / authenticity / autenticidade

Eigentlichkeit / authenticité / authenticity / autenticidade

        

VIDE: HYPERHEIDEGGER

Appliqué à la seule existence   du Dasein  , ou aux modalités de celle-ci. Sinon, ord. = proprement dit.


Ce qui détermine le Dasein c’est la possibilité d’être ou de ne pas être lui-même. Il sera un Dasein "authentique  " dans la mesure   où il reconnaîtra son être comme sien, comme propre   (eigen). [Pasqua  ]
Eigentlichkeit (die), eigentlich: «propiedad», «propio»; ocasionalmente, «autenticidad» y «auténtico». Abundan los pasajes en que se refleja la importancia que Heidegger concede a la pareja de términos eigentlich y uneigentlich  , que se pueden traducir sin mayores complicaciones como «auténtico» e «inauténtico», «genuino» y «no genuino», «verdadero» e «impropio», respectivamente. Ahora bien, cuando los adjetivos eigentlich y uneigentlich se utilizan para indicar los dos modos   fundamentales de existencia del Dasein creemos que es más ajustada la opción de «propio» e «impropio», sobre todo si se presta atención a la raíz eigen que significa «propio», «particular», «peculiar», «característico», «especial». A tenor del Diccionario alemán de los hermanos Grimm, que Heidegger sol  ía consultar en la preparación de sus lecciones y escritos, eigentlich remite al término griego idios y al término latín proprius. Éstos, a su vez, están estrechamente emparentados con el echein y el habere, esto es, «apoderarse», «retener», «lo que le pertenece a uno», «lo que depende de uno mismo». Eigen, según los hermanos Grimm, también alude a la idea   de «seguir el propio camino   guiándose por el espíritu» o de «estar en casa y a cobijo de las inclemencias». Como se ve, nos hallamos ante diferentes formulaciones lingüísticas que de una u otra manera insisten en la existencia de una esfera privada, interior  , genuina, secreta, originaria, extraordinaria que no se ve afectada por los acontecimientos externos, que no se deja dictar las normas desde una instancia ajena al individuo, al alma  , al sujeto; en términos heideggerianos, se trataría de un tipo de existencia que no obedece a los dictámenes del uno público, ya que es el Dasein mismo quien en cada caso debe realizar la difícil tarea de asumir   su existencia como algo   que le pertenece en propiedad (Eigentum  ), de tomar posesión de la existencia en cada caso mía (jemeinig), contrarrestando así la tendencia hacia la caída y neutralizando la inclinación a apartarse de su propio camino. Con cierta frecuencia, Heidegger juega con la sugestiva imagen de que cuando la existencia humana sucumbe ante la inercia de la impropiedad se aleja de sí (Weg-sein  ), mientras que cuando se mantiene en la órbita de la propiedad está cerca de sí (Da-sein). En este sentido  , la existencia humana se halla determinada por la tensión entre   propiedad e impropiedad, es decir, está ontológicamente determinada por un movimiento   de reapropiación constante de sí misma; en otras palabras, debe liberarse de los lazos que la mantienen atada a las rutinas de la vida   diaria y remontar infatigablemente las resbaladizas pendientes de la vida cotidiana (una tarea interminable y a veces infructuosa, que en muchos casos evoca la imagen de Sísifo). Así pues, en los contextos en que eigentlich y uneigentlich, Eigentlichkeit y Uneigentlichkeit   remitan a la existencia humana, nos parecen oportunas y acertadas las soluciones de «propio» e «impropio», «propiedad» e «impropiedad», respectivamente. En los demás casos, también puede recurrirse a las alternativas «auténtico» e «inauténtico», «autenticidad» e «inautenticidad». (Jesús Adrián Escudero  )